Hacer pausa si no se desea escuchar

lunes, 26 de septiembre de 2011

OTOÑO ESPAÑOL

  
           OTOÑO ESPAÑOL

          Cuando entre la neblina del alba,
          se deja vislumbrar la tierra húmeda,
          cuando la noche da paso a un nuevo cielo
          más diáfano y con estrellas fulgurantes
          es cuando percibo el otoño español.


          Brisas frías  caídas de la montaña
          que me hacen entremecer.
        ¿ A dónde quedó la monotonía del largo verano ?
          Ya, solo silencio y letargo          
          de sus chicharras enloquecedoras.
        ¡ Ay, mi querido y siempre añorado Otoño.


          Porque tu llegada inexorable llega ,
          porque me lo dicen las golondrínas
          en el atardecer.
          Cuando reunídas vuelan en su emigración
          buscando lugares africanos más cálidos.
          Aquí quedan impertérritos sus hogares,
          nidos aferrados en las esquinas de las ventanas
          de fino barro pulido.


          Hogares para su próxima primavera
        ¡ Y qué nadie los toque o destruya !
          golondrínas de mis amores, aves  sagradas.
          Que pronto, nuevamente nos acomañaran
          en primavera surcando cielos azules.


          Legan las primeras lluvias,
          tierras que desprenden vapores hirvientes.
          Olor a tierra mojada, frentes humedas,
          alivio del alma.
          Tiempo revuelo, nubes que cruzan rápido
          el cielo  granadino.


          Camposantos llenos  de crisantermos,
          dalias y margaritas adornando descansos eternos.
        ¿ Otoño ?  .. Mejor primavera desnuda y despojada.
        ¡ Qué lindo y majestuoso es mi Otoño !
          Epoca de quietud y silencio.
         
        ¡ Ay,campos de mi España cuando los voy cruzando !
          Cuanta añoranza y nostálgia.
          Diviso rulos de paja estáticos en su suelo,
          sustento de comida invernal,
          recogidos a modo de alfombras
          que tapizan el suelo español.
          Tu Otoño que me entremeces
          al ver el color de tus árboles obscuros.

  
          Ribera de ríos, con sus alamos ocreados,
          rojos atardeceres, lluvia de hojas amarillentas,
          inmaculadas gotas de rocio que al amanecer
          darán paso a plateadas escarchas.
         
        ¡ Ay, querido Río Duero de Castilla La Vieja,
          cúanta leyeda, atrás Alba de Tormes y Sta Teresa.
        ¡ Cúanta alegría para unos, cuanta tristeza para otros!
          Llantos de soledad y silencio.
           Más ambos no ofenden solo producen tristeza.
          Para otros, descanso, largo letargo de la Naturaleza
          que despacio y lentamente van qudando adormecidos.


         Jose I. Roca H 






          
      

domingo, 11 de septiembre de 2011

PENSAMIENTOS DILUIDOS EN EL ETER


 PENSAMIENTOS DILUIDOS EN EL ETER

 Mi mirada se hace turbia
abismo de pozo sin luz
noches atormentadas
silenciadas de dolída espera

Compromisos contraídos,
por ti vida, que quieres romper
cuan cristal de Bohémia,
corazón destrozado
huracán incontrolado.

Amor siempre presagiado,
ayer sonrisa vivida,
hoy sonrisa diluida
a flor de piel consentida

Mi escritura hoy desilusionada
porque algo quieres que se rompa.
Tal vez tu corazón frágil,
aun cálido,
por velas que se extinguen.

Amor consentido como tuyo,
hoy dolido como mío;
heridas sangrantes, cicatrices,
estígmas para siempre.

Infortunios de un destino,
amor siempre soñado,
ayer ilusiones nuestras
hoy corazones heridos.

Siempre miras mi sonrisa,
y dices enamorada de ella,
no es posible si dices 
que se apagan las velas,
como un ciclo más de la vida.

Cuando sueño con el eco
de tu palabra, imagino
tu cabello despeinado,
aire tórrido en mis entrañas.

Caminos ya estrenados
y hoy ignorados
¿ Qué deseas corazón ?
¿ Amor o solo amistad ?
O tal vez.. sosegado silencio

Jose I Roca H

video