Hacer pausa si no se desea escuchar

sábado, 5 de noviembre de 2011

OLAS COMO RECUERDO


OLAS COMO RECUERDO

  Debo confesar
  que el mar no tiene montañas
  ni sombras.....
  que en el mar no existen lontananzas
  y muere allá en las rompientes.


  Olas hechas sombras de viejas palabras,
  que hay que esperar de forma inexorable,
  detras de la esperanza,
  después de la penúltima palabra,
  en el infinito de tu partida
  seguiré en el omega,
  lleno de ti y de tu silencio.


  Inmensamente solo,
  eternamente mudo de ti
  de tu voz y de tu verbo.
  Solo, en el borde de mi abismo.

  ¡Ay, luciérnaga que perduras
  aún en mi otoño !
   Fué tan inteso  tu resplandor,
  luciérnaga de mi alma,
  que aun en la inmensa distancia
  quedaran destellos para alumbrar
  mi dolido corazón.


  Mi frágil embarcación
  navegará a la deriva 
  porque será tan lejana su luz
  que irá perdiendo su rumbo.
  Solo el testigo
  de unas olas como recuerdo.


  Tengo que decirte
  que aun recuerdo el eco
  de tu palabra y alegre cantar,
  busco el reflejo de tu mirada. 
¡ Cómo lo voy a olvidar !

  Como tampoco olvidaré aquellos duraznos,
  con su imaginario aroma y sabor
  fruta  tan apetecida
  recién iniciada la mañana


  Tengo que decirte
  que busco el reflejo de tu mirada
  que sella nuestra amistad sincera.
  Que siento el tacto de tus dedos
  hechos porcelana,  acariciar mi alma
  y a la vez angustia infinita,
  como nudo que estrangula mi garganta
  que se transforma en torrente furioso
  de deseos apasionados.


  Y solo, calladamente, iré percibiendo mi vida
  en ese largo caminar hacia la eternidad,
  sin odio ni rencores
¡ Sediento de tu amor hecho amistad !
  Acordandome de tu dulzura, ya irreversible
  por el curtir de los años.


  Al fin, he de decirte que el destino hizo cruzar
  con la mas linda de todas las estrellas fugaces,
  mas hoy de repente me encontré
  perdido  en el recuerdo,
  perdido en el tiempo,
  perdido en la distancia
  ........  para siempre.

  Jose I. Roca H.












 

6 comentarios:

B. Miosi dijo...

Hermoso poema José Ignacio, evoca un amor que se fue, se convirtió en amistad, la pasión en dulzura y la juventud en otoño, me ha gustado oírte y ver tan lindas imágenes!

Un abrazo de amistad,
Blanca

Jose dijo...

Hola Blanca,tu comentario y apreciaciones son totalmente ciertas como no podían ser menos en una escritora como tu. Gracias miles porque el valor de tu comentario, me estimulan a seguir,y engrandecen mi obra sobre todo al provenir de una escritora internacional.Tu siempre presecia es un honor.
Un abrazo muy sincero y respetuoso
Jose Ignacio

Vicky E.Durán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose dijo...

Hola,gracias por tu comentario, los sentimientos nacen cualitativamente de forma natural y espontánea, no se fabrican a la medida, ni llegan o se van cuando uno quiere; llevas razón,y sí se alojan en el recuerdo. ¿Dónde se podrían alojar si no fuese en él?
Pienso,no obtante,que mi pluma intenta humildemente plasmar lo mas fehaciente y verdadero que puede sentir cualquier alma; mas creo que el alma no entiende de romances, aventuras ni de afferes y si de algo muy espiritual.
También para ti mi admiración y otro abrazo.
Jose I Roca H

MA dijo...

Buenas Noches José amigo Poeta hermosos versos nos regalas en este post.Mil gracias.
El amor es un sentimiento grande de luz y esta vivo en el corazón de los hombres.

Besos de MA para ti desde tierra granadina.

José Ignacio dijo...

Maria Angles, paisanita, es un honor ver que me dejas un comentario en este humilde escrito y que al ser sincero nace y aflora del corazón como a cualquier persona le ocurre. No sabe nunca uno si deberían ser aflorados los sentimientos o dejardos dormidos en esa alma mitad cárcel mitad libertad. Abrazos granadinos Jose Ignacio